OBRA

LOS ESPACIOS, LA CIUDAD Y LA GENTE

2004 / 2005 » Sobre esta Serie

SOBRE ESTA SERIE

Los espacios, la ciudad y la gente

Muchas veces los tema o protagonistas de una obra plástica juegan un papel importante para la comprensión de la obra misma. Eso no quiere decir que la obra no tenga  valores intrínsecos en si misma que sustenten su propia plasticidad, como son su armonía, su composición, su colorido, etc. Si no que el conocimiento de esos protagonistas nos ayuda a conocer el mundo interior del artista, en este caso, de Fernanda Staude.

Durante los últimos tres años, un tema central ha recorrido la obra de esta joven creadora nutriéndola de diversas maneras y aportándole distintas motivaciones. Ese tema central es el paisaje urbano.

A partir de la búsqueda y la experimentación de los recursos formales, esta artista investiga, juega y desarrolla sus temas creando un mundo personal. Los protagonistas son momentos o instantes de la vida: crepúsculos, amaneceres, luces, señales, un eclipse, el sol, la luna, la calma, el caos, redes que cubren edificios y personajes que se mimetizan con la ciudad. Todo ello realizado con una técnica depurada y sugerente, con lí­neas, texturas y colores exquisitos. Sobre esa base la línea va dibujando estructuras, unas veces simples y otra complejas, que se entremezclan y atraen produciendo sensaciones lúdicas y placenteras que  nos atrapan irremediablemente.

La artista se adentra en la ciudad, se acerca y transita por ella, y a través de ese acercamiento se pierden las referencias llegando casi a la abstracción. Así­, poco a poco va entrando en un lenguaje rico y personal que le permite jugar libremente con las ideas y las sensaciones.

Pablo Rodriguez Guy

La construcción y destrucción fluyen bajo la luz de la luna en las obras “Arco dorado”, “Andamio 27″, ” Noche tranquila y serena”, ” Andamio 45″, y “Van por el aire”.

Instantes musicales quedan atrapados en el tiempo en las obras “Notas en el aire”, “Tempo” o “Fin de acto”. “Trenes pasando” muestra ese instante fugaz que vemos a través de la ventana cuando viajamos. “Frágil, “Good luck” y “El arquitecto” roban una secuencia cinematográfica y la fijan en otro contexto.